Leche de soja

Deja un comentario
Sin categoría

leche de soja.jpg

A mí nunca me ha gustado tomarme un vaso de leche. Aunque reconozco que antes de mi intolerancia la leche me gustaba mezclada con el café o en salsas, pero el sabor en sí,no.

Creo que es porque me recordaba a esas sopas de pan que me hacía mi madre y mi tía T cuando estaba en su pueblo.

A la hora de la merienda a esas dos almas cándidas a veces se les pasaba por la cabeza traerme un plato de sopa de leche con azúcar y migas de pan -¿¿¿¿por qué??? – me preguntaba yo mientras intentaba imaginar cómo alguien pudo llegar a la conclusión de que eso era una merienda.

Ahora en la madurez la única explicación que le encuentro es aquel  viento del cierzo que aúlla por esos lares dejando a las madre y tías con un leve locura transitoria. Porque esas ideas satánicas de merienda solo se le ocurrían a mi madre en el pueblo…

Con el tiempo y tras mi intolerancia a la lactosa a veces sí que me ha apetecido poder tomarme un café con leche. Lo probé con la leche de almendras y no es lo mismo, con la de avena tampoco. Lo probé con la soja y funciona!

Lo malo es que la leche de soja procesada me sienta mal… así que dejé de tomarla hasta que se me ocurrió hacerla en casa con soya mararilla orgánica y bingo! Buena y barata, la única pega es que no puedes dejarla en el frigo más de tres días.

Ahí va mi receta

leche de soja 2.jpg

Ingredientes

1 taza de soja amarilla (250g)

1 litro de agua mineral

1 vaina de vainilla

3 o 4 gotitas de aceite de coco (opcional)

2 dátiles

Indicaciones

  • Dejar la soja en remojo toda la noche o unas 8 horas
  • A la mañana siguiente, cambiar el agua y triturar la soja con el agua mineral, los dátiles deshuesados y la vainilla hasta que todo quede como una pasta fina.
  • Coloca un colador grande sobre una cacerola y cuela el líquido dejando la pasta a un lado.
  • Vuelve a colar el líquido pero ahora sobre un paño o gasa que filtrará todos los residuos sólidos.
  • El líquido debe salir amarillento. Si sale demasiado pálido volver a triturar todo y colar de nuevo.
  • Ahora ha llegado el momento de hervir. No os olvidéis de este proceso porque es muy importante para evitar posibles contaminaciones. Cuando la leche rompa a hervir notaréis que se levanta una espuma. Yo os aconsejo que no la quitéis porque le da más sabor, pero ya va a gustos.
  • Dejar enfriar y si lo deseas podéis echarle unas gotitas de aceite de coco, le da sabor y se conserva mejor
  • Guardar en un recipiente de vidrio esterilizado (hervido) durante dos o tres días.
  • Agitar antes de usar

NOTA : Recordar que para hacer esta receta solo sirve la soja AMARILLA

Misbamia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s